Ingesta excesiva de vitaminas y minerales

Excepto que nuestra mascota sufra alguna patología y el veterinario lo haya prescrito, el uso de suplementos alimenticios debe realizarse de forma esporádica, controlada y consciente.
Personalmente, prefiero mejor un buen bistec que un bote de pastillas e imagino que a mi gato le pasa igual.
Una dieta equilibrada será la mejor solución para que nuestro amigo no presenta ninguna carencia.

Vitaminas y minerales intervienen en muchas funciones del organismo como el metabolismo se realiza para el funcionamiento correcto de órganos como ojos, la piel, mucosas, huesos, nervios y dientes.
Es necesario, por tanto, es alimentación continua la cantidad necesaria. Sin embargo, El exceso de vitaminas y minerales puede ser tan malo como la falta de los mismos.
Al igual que los humanos, el exceso de ciertas vitaminas y nutrientes pueden dañar el organismo.
Debemos partir de la idea de que no podemos alimentarlo con un solo producto. La carne, por ejemplo, no contiene hidratos de carbono y la cantidad de calcio y vitaminas A y D es muy baja baja, deficiencias que también presenta el pescado. El consumo único y exclusivo de hígado puede causar un exceso de vitamina A, que tendrá como síntomas vómitos, pérdida de apetito, problemas de caída de pelo, dolores articulares, etc.
Un exceso de vitamina D puede traer consigo problemas de calcificación de tejidos blandos, huesos muy densos y calcificación articular.
El hígado, por ejemplo, debemos saber que es muy rico en vitaminas liposolubles y para evitar que pueda llegar a una hipervitaminosis el consumo sería conveniente que estuviera limitado a un día por semana. Además, esta víscera es rica en hierro. Un nivel alto de hierro resulta tóxico, al igual que otros oligoelementos como el selenio.
Debemos tener cuidado que la proporción entre el calcio y el fósforo. Niveles elevados de uno en la dieta, inhiben la absorción del otro.
El exceso de magnesio en la dieta de los gatos se considera como una de las causas que pueden favorecer la aparición de una enfermedad del tracto urinario.
El exceso de sodio se señala como factor posible de hipertensión.

 Retroceder
blog comments powered by Disqus 

Relacionados



© Gatulia: pasión por los gatos

Plantilla diseñada por W3layouts