¿Mi gato tiene fiebre?

Algunos de los síntomas que nos pueden hacer pensar que nuestro gato no se encuentra bien de salud será el que no coma, esté apático, sin ganas de jugar...
Pero, ¿cómo saber si tiene fiebre?
En un artículo publicado en el año 2009 en la revista el mundo del gato, que también podemos leer online, nos indica que es un error bastante común el tomar como referente de su temperatura la nariz.
La nariz sirve de indicador de otras patologías cuando presenta síntomas como costras, gotea, supura, etc. pero su temperatura no sólo guardará relación con la interna del animal sino también del contacto que haya tenido con el exterior, de manera que si ha estado delante de un foco de calor como podría ser el sol, su temperatura sería mayor. Lo mismo sucedería en caso contrario.
La fórmula que nos sacará de dudas será valorar la temperatura interna mediante el uso del termómetro. Conviene saber que la temperatura normal del gato es superior a la del hombre y oscila entre los 38-39 °C.
Si no tenemos práctica o nuestro gato es movido podemos probar con la ayuda de otra persona de manera que mientras una la sujeta por los hombros y las patas delanteras, la otra, le introducirá el termómetro lubricado con vaselina (en caso de no tener puede servir un poco de jabón o unas gotas de aceite) por el ano realizando pequeños movimientos de rotación.
Para que la medición sea correcta el termómetro tiene que estar en contacto con la mucosa del recto unos minutos, tiempo que dependerá del tipo de termómetro que empleemos.
Si tenemos más experiencia en el tema, aunque sólo sea a modo orientativo, hemos leído en el libro EXPLORACIÓN CLÍNICA DE ANIMALES DOMÉSTICOS, escrito por Santiago Lavín que también podremos tener una orientación a través de una valoración de la temperatura externa, para lo que deberemos emplear el dorso o la palma de la mano. Los lugares anatómicos que nos indica son el hocico, la parte distal de las extremidades, la región axilar, la región inguinal y la base de las orejas.
Sin duda alguna, para quedarnos tranquilos, nuestro mejor aliado: el termómetro.

 Retroceder
blog comments powered by Disqus 

Relacionados



© Gatulia: pasión por los gatos

Plantilla diseñada por W3layouts