Hipervitaminosis A

En el artículo INGESTA EXCESIVA DE VITAMINAS Y MINERALES hemos hecho mención a algunas de las alteraciones que se pueden producir por un exceso de nutrientes.
Una de las enfermedades de tipo alimenticio es la hipervitaminosis A.
El desarrollo normal óseo y dental, así como la función reproductora depende de la vitamina A.
Esta vitamina es imprescindible para la formación y conservación de tejidos epiteliales como la piel y las membranas mucosas que revisten el tracto respiratorio y gastrointestinal.
Sin vitamina A, el desarrollo de células epiteliales no da lugar a células maduras secretora de moco sino células sólo de tipo escamoso.
La vitamina A es necesaria para la osificación endrocondral del hueso pero en niveles más alto de lo normal provoca la neoformación de hueso perióstico.
El gato, a diferencia de otros animales como el perro, carece de la enzima para dividir la molécula de betacaroteno y no es capaz de convertir los pigmentos carotenoides en vitamina A, por lo que será vital para su buen desarrollo el consumo de la misma.

El exceso del consumo de esta vitamina durante largos periodos de tiempo es típico de gato que se alimentan a base de hígado y leche o, incluso, en casos de adicción de suplementos vitamínicos, cuando se supera entre 50-100 veces la necesidad del animal.

Los animales enfermos que presentan cojera en las extremidades anteriores, con letargo y resistencia a moverse. También es frecuente detectar dolor y rigidez en las vértebras cervicales e hiperestesia .
A través de las radiografías se puede detectar mineralización de tejidos blandos en zonas específicas del organismo, a dos niveles:
En las articulaciones: casi siempre de la rodilla y en raras ocasiones de los codos.
En las vértebras: en las últimas vértebras cervicales y primeras torácicas. En estos casos puede presentarse osificación anormal en alguna costilla aislada o a lo largo del esternón.

Como tratamiento, la medida principal será la supresión del hígado de la dieta.
El animal suele quedar con rigidez en la columna ya que no existirá una reabsorción del tejido mineralizado.

 Retroceder
blog comments powered by Disqus 

Relacionados



© Gatulia: pasión por los gatos

Plantilla diseñada por W3layouts