Precauciones alimenticias

Hay alimentos que son tóxicos para los gatos que deben ser evitados. Lo más indicado es utilizar alimentos específicos para gatos y no los de consumo humano, aunque, ellos se vuelvan locos al olor de nuestra comida y dé vueltas y más vueltas alrededor nuestro hasta que terminemos sucumbiendo ante tanta insistencia.
Conviene entonces hacer mención de algunos de aquellos alimentos de aspecto inofensivo, pero que resultan perjudiciales a nuestros gatos y con los que conviene tener cierta precaución.

El chocolate que contiene teobromina y la cafeína que podemos encontrar por ejemplo en el café son sustancias tóxicas para ellos, lo mismo que les sucede a los perros.
Un exceso de ambas sustancias puede provocar vómitos, diarrea, aumento del ritmo cardiaco y convulsiones.

Otro componente con el que debemos tener cuidado es con el xilitol, si se permite su uso como aditivo alimentario y que se utiliza como edulcorante en productos de panadería confitería, que puede dar lugar a convulsiones y fallo hepático.

El sistema digestivo no puede digerir la lactosa, de manera que la leche de vaca puede provocar diarrea y dolores estomacales. Los productos de leche ácida como el yogur, requesón o cuajada se pueden tomar sin problemas, al igual que otras leches que no contengan lactosa.

Actualmente se cree que la uva y la uva pasa les ataca a los riñones por una enzima que aún no se ha descubierto.

El huevo les proporciona nutrientes necesarios, pero no debemos dárselo nunca crudo ya que contiene una enzima que impide la absorción de la biotina, vitamina que pertenece al grupo B, lo que puede provocarles problemas en la piel, pelo y alteraciones neurológicas. Sin olvidar que el huevo crudo puede contener salmonella.

El gato suele repeler el olor de la cebolla y el ajo, aunque conviene saber que la cebolla en polvo contiene agentes oxidantes que dañan los glóbulos rojos, pudiendo causar anemia.

El pescado no debe estar crudo ya que contiene un parásito llamado anisakis que se mueve con la cocción y no debemos abusar del pescado azul ya que su contenido graso puede ser excesivo para el sistema digestivo y metabólico del gato.
El atún, leemos que, con un alto contenido en fósforo y bajo el calcio, favorece la aparición de osteoporosis (mandíbula de goma),
Muchas de las plantas de maceta y jardinería son peligrosos para los gatos.

Los gatos son animales carnívoros pero precisan de alimentos verdes en la dieta, basta poca cantidad, aunque son necesarios para purgarse. También algunas plantas son tóxicas.

 Retroceder
blog comments powered by Disqus 

Relacionados



© Gatulia: pasión por los gatos

Plantilla diseñada por W3layouts